La tradición mexicana

rosca

Cada 6 de enero la familia mexicana se niega a olvidar la tradicional Rosca de Reyes.

La celebración vive alrededor de la historia de los tres Reyes Magos; guiados por una brillante estrella, los tres Reyes, ataviados y montados en un camello, un caballo y un elefante, emprendieron el viaje para adorar al Niño Jesús.

¿Sabías que los “Tres Reyes Magos” nunca fueron Reyes?, según el evangelio que habla de ellos, dice que estos sólo son Magos y no Reyes.

Provenían de diversas partes del mundo: uno era negro, otro blanco y el tercero con facciones árabes. Cargaron obsequios para el recién nacido: de oro por ser rey, de mirra por ser hombre y de incienso por ser Dios, los cuales extendieron delante del Niño Jesús.

La costumbre del Día de Reyes es partir la rosca. Se suele invitar a un grupo de amistades y cada uno debe cortar su porción. En el interior del pan hay uno o varios pequeños muñecos (representaciones plásticas del Niño Jesús) y la persona que lo encuentra está obligada a ofrecer tamales el día dos de febrero, Día de la Candelaria. En el pasado las figuras solían ser de porcelana, pero ahora se acostumbran de material sintético. Actualmente la partida de la rosca consiste en una reunión familiar o de amigos donde el propósito es convivir.

¿Sabías que la rosca o el roscón de Reyes nació en Francia durante el reinado de Luis XV? Su composición permanece inalterable con el paso de los años.

flechita¡Entérate de más!