Rinde 8 porciones /  Tiempo de preparación: 30 minutos /  Dificultad: Fácil

INGREDIENTES:

  • 100 gramos de camarones secos
  •  500 gramos de papas, cocidas y cortadas en cubos
  •  Sal al gusto
  •  1 kilo de romeritos, lavados y escurridos
  •  1 pizca de bicarbonato
  •  1 cucharada de aceite vegetal
  •  1 taza de mole rojo almendrado de Mole Don Pancho en pasta
  •  250 gramos de nopales precocidos, cortados en tiritas

PREPARACIÓN:

Remoja los camarones en agua fría, hasta que estén suaves. Pela los camarones y reserva el agua en que se remojaron después de colarla.

Cuece las papas en agua hirviendo con sal, hasta que estén tan suaves que puedas picarlas fácilmente con un tenedor, aproximadamente 25 minutos. Deja enfriar, pela y corta en cubos. Reserva.

Por otro lado, cuece los romeritos en agua hirviendo con sal y una pizca de bicarbonato durante 5 minutos. Escurre bien.

Calienta el aceite en una cazuela de barro a fuego moderado, agrega el mole y fríe durante unos minutos, moviendo con una cuchara de madera para evitar que se corte. Agrega 3 tazas del agua en que se remojaron los camarones y mezcla bien; deja que hierva. Añade los romeritos y los camarones enteros. (Si el mole queda demasiado espeso, agrega más agua de camarón hasta alcanzar la consistencia deseada).

Por último, incorpora las papas y los nopales. Cocina hasta que todo se haya calentado y sazonado.

TIPS:

Para limpiar los romeritos. Tómalos por la mitad superior, retira y reserva solo las hojitas de la parte inferior; corta y deshecha el tallo grueso, conservando las puntas.

Para los nopales. Pica los nopales, cuécelos en una olla con sal y una pizca de bicarbonato, retira la baba y deja escurrir.

Para las papas. Corta las papas en trozos regulares para que se pueda cocer uniformemente; también puedes usar papitas cambray partidas a la mitad. Si decides dejar la cáscara, estarás consumiendo más fibra.

Para limpiar los camarones. Realiza este paso con cuidado para que la carne no se desgarre; elimina las cabezas, colitas y el resto de su caparazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *